El reloj para chuletas

El reloj para chuletas

Estás un día tranquilamente en clase y tu profesor o profesora decide anunciar la grata noticia... ¡en dos días tendréis examen de todo lo explicado hasta hoy!

Bien, tu cabeza empieza a organizarse y cómo eres un alumno ejemplar te preparas un planning de estudio para no dejarte nada fuera del temario y para que te dé tiempo a estudiar hasta el más mínimo detalle, con el fin de sacar una notaza en el examen.

Pero seguro que en tu perfecto plan los imprevistos no entran... y a estas alturas ya sabrás que estos existen. Para evitarlo, hoy te presentamos el reloj para chuletas.

Seguro que más de una vez os ha pasado tener todo planificado estudiar toda la materia y, al final por hache o por be, siempre pasa algo que hace que tus horarios se descuadren. Llámalo imprevistos, llámalo pereza o planes que surgen en el último momento, cada cual sabrá qué es lo que le impide cumplir ese horario tan elaborado.

Pues bien, lo ideal es que si no has podido estudiar las horas planificadas por la tarde, saques las horas de donde sea para compensar unas por otras y que tu estudio no se vea afectado. Pero sabemos que muchas veces eso es imposible. Y bien… ¿qué opción nos queda? ¿Las chuletas?

Sabemos que no es la opción más lícita que existe, pero siendo sinceros, seguro que alguna vez a lo largo de tu carrera de estudiante has usado una chuleta. Seguro que sí… hasta el más listo de clase se ha apuntado una palabra clave en la mesa para que le venga la inspiración.

Pues bien, partiendo de que el uso de estas no es nada óptimo pedagógicamente hablando, hoy vamos a contaros una de las técnicas más usadas a lo largo del tiempo: el reloj para chuletas.

¿Cómo funciona un reloj para chuletas?

La tecnología avanza a pasos agigantados y afecta a todos y cada uno de los campos que te imagines. Tanto es así que incluso ha llegado al campo de las chuletas.

Si pensamos en un reloj para chuletas seguro que a muchos se nos viene a la mente el típico Casio al que por la parte de atrás se pegaba con celo un trozo de papel lleno de palabras minúsculas, tan tan pequeñas que al final no se entendía nada, o como el boli con papel integrado.

Pues bien, atrás ha quedado ya este "arcaico" modelo de chuletas. Ahora la modernidad ha llegado incluso a esto.

Para todos aquellos que no estén enterados, existen relojes a los que se pueden añadir archivos como fotos y documentos. Pues bien, imaginad que uno de esos documentos es un buen resumen de todo lo que entra en el examen.

Lo único que hay que hacer es crear un documento Word con todo lo que crees que llevas mal al examen (así de paso mientras escribes seguro que algo se te queda y, con suerte, no recurres al reloj para chuletas). Una vez realizado el documento, mediante un cable USB pasas el archivo al reloj y ¡listo!

Lo mejor es tener los documentos ordenados en carpetas para así no emplear mucho tiempo en la búsqueda de lo que necesitamos.

Si eres legal...
En nuestro directorio encontrarás cursos para mejorar tus técnicas de estudio. Acceder al directorio »

Las chuletas más clásicas

Si el reloj para chuletas es algo que crees que es difícil de conseguir porque no sabes dónde se venden o porque no puedes hacerte con él por motivos económicos, las clásicas chuletas de toda la vida pueden salvarte de un apuro puntual.

  • Escribir unas palabras en la mesa o en la goma de borrar.
  • Escribir fórmulas en la tapa de la calculadora (o grabándolas si éstas tienen memoria).
  • Hacer papelitos con palabras claves y o fórmulas y pegarlos en el típex o insertarlos dentro de un boli BIC.

Seguro que existen muchísimas más, tantas como la imaginación de cada uno pueda crear. Desde Formación Online os recomendamos que no uséis las chuletas, pero si al final recurrís a ellas, ¡cuidado no os pillen!

(5 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El responsable de los datos que facilites es Activo Marketing Solutions SL, cuya única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Consulta nuestra política de privacidad para ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de datos en cualquier momento. *