Cómo traducir una página web

Cómo traducir una página web

Tanto si somos dueños de un emprendimiento, trabajamos en marketing y otras áreas del mundo virtual, como si deseamos poder leer determinado contenido en nuestro idioma, es probable que en algún momento nos enfrentemos a la necesidad de traducir una página web.

Aunque parezca sencillo, la traducción de un sitio web requiere de cierto arte y un poco de magia a la hora de producir y lograr un buen trabajo.

Gracias a las nuevas tecnologías y servicios, podemos disponer de diferentes herramientas y personas profesionales para una traducción efectiva, rápida y precisa.

Veamos ahora las 3 maneras más sencillas de traducir una página web:

1. Utilizando traductores automáticos en línea

Esta opción es rápida y económica pero no es muy recomendable. Un traductor online como el de Google, puede permitirnos realizar las traducciones rápidas a varios idiomas, pero el resultado final será un texto con muchos errores y frases sin sentido.

Además, en páginas webs que dependan de un contenido claro y específico, como páginas de apuestas y compras, podría ser, incluso, contraproducente. Un malentendido muy común durante las traducciones de este tipo es, por ejemplo, la traducción de la frase “cancelar” en “cancelar una compra o saldo”. Un malentendido en la traducción provocará dos acciones totalmente opuestas.

Sólo una interpretación exacta del contexto, como sólo lo puede hacer un humano, permitirá una traducción con el sentido correcto.

2. A través de aplicaciones y gestores de contenido

En la actualidad hay varios programas y aplicaciones, como WordPress, que facilitan la traducción del contenido de un sitio web.

Esta opción es más compleja porque conlleva un poco más de conocimiento y práctica, y requiere de algunos pasos a seguir, como tener una idea sobre el diseño del sitio, la programación, instalar otras herramientas complementarias y demás, dependiendo del programa o aplicación.

Una vez realizada la traducción del contenido, se procederá a subirlo a la página correspondiente. Cualquier cambio que realicemos en las plataformas se verá reflejado inmediatamente en nuestro sitio web (al igual que cualquier error o desperfecto).

La traducción mediante este modo es recomendable sólo para aquellas personas que tengan conocimientos básicos sobre este tipo de plataformas o dispongan del tiempo suficiente para interiorizarse con el funcionamiento de las mismas.

3. Contratando servicios de traducción profesionales

Esta opción es la más conveniente si cuentas con muy poco tiempo para terminar tu sitio web, si necesitas traducir una página web nueva para añadirla a un sitio ya existente o si no tienes conocimientos ni tiempo para dedicarle al manejo de programas y aplicaciones de este tipo.

Contratar un servicio de traducción profesional es la mejor oportunidad siempre que desees una traducción profesional, impecable, sin errores. Si bien la contratación de este servicio requiere una mayor inversión, actualmente el mercado es muy competitivo, y además de muy buenos precios, podrás confiar en recibir todo el contenido de tu página web en el tiempo especificado y sin ningún esfuerzo extra de tu parte.

Este tipo de servicio cuenta con el apoyo de traductores profesionales, especializados y tecnología de avanzada que le dará a tu empresa o marca, el estilo y apariencia que buscas para tener un sitio web atractivo e interesante que capte la atención de los usuarios. En esto se destaca Protranslate, en especial, su servicio de traducción de sitio web a varios idiomas.

Además del increíble ahorro de tiempo que puedes aprovechar en otras tareas para mejorar tu sitio o en el marketing del mismo, te ahorrarías el esfuerzo físico y mental que requiere una traducción y la logística para gestionar el contenido y lograr un tono y look profesional.

Los servicios de traducción profesionales te brindan la posibilidad de conseguirlo muy rápido, al traducir cualquier tipo de documento, ya sean textos jurídicos, técnicos, literarios, informáticos, o de otros temas muy específicos, como filosóficos o científicos, que por lo general, son muy difíciles de traducir de otra manera. La traducción médica es una de las más complejas de realizar, debido a la complejidad de la temática como a lo específico del vocabulario, por lo que la ayuda de este tipo de traductores es invaluable en estos casos.

Estas son algunas de las opciones más utilizadas para saber cómo traducir una página web.

Recuerda: al momento de traducir cualquier sitio web, primero debes evaluar bien cuál es tu objetivo y cuáles son tus goles y proyectos a largo plazo. Esto te permitirá lograr un buen posicionamiento online y en el mercado en general. No es lo mismo realizar la traducción de una página de contenido meramente informativo sobre noticias que realizar una traducción profesional para un laboratorio que será promocionado a nivel internacional.

También, es imprescindible reconocer tus competencias y posibilidades así como la disponibilidad de tiempo y presupuesto. Sea cual sea tu situación, no dudes en solicitar asesoramiento a un profesional, que te podrá guiar para que puedas elegir la opción que más te convenga para conseguir un sitio web exitoso.

Cursos Gratis en tu Email
¡Suscríbete! »

(6 votos, media: 5,00 de 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El responsable de los datos que facilites es Activo Marketing Solutions SL, cuya única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Consulta nuestra política de privacidad para ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de datos en cualquier momento. *