Cómo pagar tus estudios: guía de mejores productos financieros por tipo de curso y precio

Cómo pagar tus estudios: guía de mejores productos financieros por tipo de curso y precio

¿Has decidido estudiar?

¿Estás preparado para nuevos retos pero quieres saber cómo puedes hacerle frente, económicamente hablando?

En este artículo te mostramos los productos financieros que tienes a tu alcance para pagar tus estudios.

La formación, de por sí, es fundamental para el crecimiento de una persona. No obstante, en la actualidad está cobrando una mayor relevancia. Debido a los cambios sociales, laborales y económicos que está viviendo la sociedad, cada vez se hace más necesario reinventarse y conseguir un nuevo perfil profesional.

Por otra parte, también existen cursos para realizar actividades lúdicas o culturales, compatibles para personas que deseen desarrollar una afición personal (fotografía, pintura, ajedrez, etc.). Las nuevas tecnologías permiten acceder a todo tipo de formación, con menores costes y con mayor flexibilidad.

La calidad formativa no se ve resentida gracias a los medios digitales existentes (vídeos, clases online, chats para tutorías, etc.). Sin embargo, en algunas ocasiones el problema para conseguir acceder a la formación es su precio.

Muchas entidades formativas ofrecen becas y soluciones de pago (como fraccionamientos en cuotas mensuales). Sin embargo, si no se diera el caso, el usuario también tiene hoy en día un abanico de soluciones para poder pagar sus estudios.

A continuación, trataremos los mejores productos financieros para cada tipo de curso y precio. Podemos distinguir las diferentes acciones formativas y su coste según la tabla comparativa que verás a continuación:

Producto financiero Curso o tipo de acción formativa Precio
Tarjetas de crédito

Cursos

Másters y estudios de postgrado lowcost

Hasta 1.000 €
Minipréstamos Cursos Hasta 500 €
Préstamos rápidos

Cursos

Másters y estudios de postgrado lowcost

Hasta 1.000 €
Préstamos personales

Másters y carreras universitarias

Formación Profesional (Grado Superior)

Másters y estudios de postgrado lowcost

Hasta 10.000 €
Créditos a plazos

Cursos

Másters y estudios de postgrado lowcost

Más de 1.000 €

Financiación para cursos

Vamos a tratar todos estos productos financieros para pagar tus estudios con mayor profundidad.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son uno de los medios tradicionales de pago. Ofrecen seguridad y comodidad y son uno de los mecanismos más utilizados en operaciones online. Una tarjeta de crédito permite financiar compras sin necesidad de tener el dinero disponible en ese momento.

El límite de crédito que pueda tener el usuario depende de las condiciones que tenga pactadas con su entidad bancaria o de crédito (que, a su vez, están directamente relacionadas con su solvencia y capacidad de devolución).

En todo caso, no suelen ser importes tan elevados como para pagar estudios oficiales, como un Máster o una carrera universitaria. Para los cursos que no superan los 1.000 €, resultan ser una opción interesante.

De la misma forma, son instrumentos financieros diseñados para el pago de los gastos del día a día. Para pagos que puedan superar el año, se recomiendan las opciones de préstamo (las cuales trataremos a continuación).

El saldo dispuesto con tarjetas bancarias puede pagarse a final de mes (sin intereses) o bien fraccionarlo en varias cuotas (en este caso se aplica un interés). Aquí puedes comparar las características de las mejores tarjetas de crédito que ofrecen actualmente el mercado bancario.

Ventajas de las tarjetas de crédito

  • Es un medio de pago ágil, seguro y flexible. Pueden representar una fuente de financiación para acciones formativas de corta duración.
  • Para los cursos online, resultan idóneas. Este tipo de formación, la cual no es reglada, no suele tener un alto coste y la tarjeta de crédito permite la financiación en varias cuotas mensuales.
  • Si se opta por el pago a final de mes, la financiación del curso es totalmente gratuita. No se pagan intereses intereses.

Inconvenientes de las tarjetas de crédito

  • Aunque son productos que ofrecen todas las garantías de seguridad, existen usuarios que son reacios a proporcionar los datos de su tarjeta de crédito para compras online.
  • No suele ser una buena opción agotar todo el saldo de la tarjeta en una compra (en este caso, pagar los estudios). No son recomendables para cursos de elevado importe.
  • Son instrumentos financieros diseñados para los pagos del día a día. No es recomendable utilizarlas para acciones formativas que supongan varios cursos escolares.

Minipréstamos

Como su propio nombre indica, los minipréstamos son préstamos de pequeño importe (sobre unos 500 €). Suelen pagarse en una o unas pocas cuotas y pueden tener un interés superior a los préstamos bancarios.

Son productos financieros muy sencillos de contratar y pueden concederse en cuestión de minutos sin tener que realizar papeleo y sin un minucioso estudio de solvencia. El proceso de solicitud suele ser totalmente online.

Debido a su baja cuantía, únicamente resultan aptos en el caso de que pretendas realizar un curso no oficial (por ejemplo, un curso online de 250 €). Para estudios de mayor coste, sencillamente, no suelen ser adecuados porque no cubren el importe del curso. Además, sus intereses son más elevados que en la financiación tradicional.

Ventajas de los minipréstamos

  • Son productos sencillos, su solicitud es rápida y fácil.
  • Las solicitudes suelen concederse en la mayoría de los casos.
  • No exigen papeleo ni se realiza un estudio de solvencia muy detallado. Algunas entidades de minipréstamos, los conceden a usuarios que incluso figuran en ASNEF. El proceso suele ser íntegramente online (sin ningún tipo de entrevista).
  • En el momento en que el préstamo sea concedido, el dinero se ingresa en cuenta muy rápidamente, en cuestión de horas.

Inconvenientes de los minipréstamos

  • Los importes por los que suelen concederse son muy reducidos (entre 100 € y 500 €).
  • Los plazos de devolución son muy cortos.
  • Suelen tener un interés más elevado, sobre todo si se compara con los productos financieros de la banca tradicional.
  • En caso de impago, el usuario no tiene tanto margen de negociación como con la banca. Este tipo de entidades son más drásticas a la hora de tomar medidas.

Préstamos rápidos

Los préstamos rápidos son muy parecidos a los minipréstamos, en el sentido de que se tramitan en cuestión de minutos, el dinero llega a la cuenta del usuario en pocas horas y son sencillos de solicitar (no exigen tanta solvencia como en el caso de los préstamos bancarios y el proceso es online).

La única diferencia, quizá, sea la cuantía de los importes. En los préstamos rápidos puedes solicitar hasta 1.000 € (como norma general). Con lo cual, pueden resultar idóneos para acciones formativas algo más costosas. Por ejemplo, ciertos estudios de postgrado no oficiales que se ofrecen a bajo coste.

Tanto los préstamos rápidos como los minipréstamos son muy adecuados en el caso de que el alumno necesite una matriculación urgente, bien sea porque se acabe el plazo de inscripción en el curso o bien porque se acaban las plazas.

Ventajas de los préstamos rápidos

  • Como podemos deducir por su nombre, son adecuados para cuando nos apura el tiempo de matriculación. Su tramitación suele realizarse totalmente online, sin papeleos ni entrevistas. El dinero se ingresa en cuenta en cuestión de horas (una vez aprobado).
  • Son un poco más exigentes que los minipréstamos en cuanto a la solvencia del cliente para conceder la financiación, debido a que su importe es mayor (es posible que pidan una nómina o justificar ingreso), pero no suelen ser tan estrictos como los préstamos personales.

Inconvenientes de los préstamos rápidos

  • Sus importes no suelen ser muy elevados. Como norma general, suelen concederse préstamos rápidos en torno a los 1.000 €.
  • Pueden tener un tipo de interés superior a los préstamos bancarios.
  • En caso de impago, las medidas son más drásticas y es más difícil negociar.

Préstamo personal

Los préstamos personales son un producto de financiación clásico.

Un préstamo es un contrato por el cual una entidad financiera (normalmente bancaria, pero puede ser una firma de crédito extrabancaria) pone a disposición de un usuario una cierta cantidad de dinero. El solicitante debe devolver esta cantidad, más los intereses que puedan devengarse, en el tiempo y forma establecido.

Los prestamos personales se caracterizan porque no interviene más garantía que la personal del propio deudor (responde con todo su patrimonio, presente y futuro), no existe un bien real que actúe como garantía. Por este motivo suelen estar más limitados tanto en importe como en plazo de devolución (si lo comparamos con otro tipo de préstamos, por ejemplo, el hipotecario).

El importe máximo por el cual se conceden depende de la solvencia del solicitante, sin embargo, podríamos establecer una cantidad de 10.000 €, la cual resulta suficiente para hacer frente al pago de prácticamente todo tipo de estudios superiores.

En cuanto a los plazos de devolución, al no existir ninguna garantía real, las entidades suelen concederlos a unos 8 años vista.

De todas las opciones vistas, representan la mejor opción para las acciones formativas oficiales, regladas y cuya duración excede a un curso escolar, como la formación profesional, carreras universitarias y un Máster.

Ventajas de los préstamos personales

  • Pueden solicitarse por importes elevados, dependiendo de la capacidad de devolución del solicitante. Resultan adecuados para estudios más costosos (estudios oficiales).
  • Se tiene mayor plazo para su devolución, por consiguiente, pueden solicitarse por importes más bajos y amortizarlos de una forma más cómoda.
  • Las entidades prestamistas de este tipo de productos están más abiertas a negociar en caso de no poder hacer frente a las cuotas.
  • El interés aplicado, aunque depende de la entidad prestamista y la solvencia del cliente, suele ser inferior que en los minipréstamos y préstamos rápidos.

Inconvenientes de los préstamos personales

  • El proceso de solicitud es lento y es necesario aportar documentación.
  • Si no se tiene la solvencia y capacidad de devolución suficiente, puede resultar denegado. Los estudios de solvencia y el proceso de aprobación suelen ser más restrictivos.

Créditos a plazos

Un crédito, propiamente dicho, se diferencia de un préstamo en cuanto el solicitante no disfruta en la totalidad de la cuantía del importe, simplemente tiene ese dinero a su disposición, pero no significa que se haga uso del mismo.

Por este motivo, el usuario únicamente paga intereses por el dinero dispuesto. Además, también puede pagar una pequeña comisión por tener los fondos a su disposición (aunque no se lleguen a utilizar).

Generalmente, en los créditos se repone el dinero dispuesto sin un cuadro de amortización establecido, como sucede con los préstamos bancarios. Sin embargo, los créditos a plazos son productos financieros que permiten restablecer el dinero dispuesto en cuotas periódicas. Se fracciona el pago de una cierta cantidad de dinero que se ha utilizado.

Como es natural, el dinero que se ha dispuesto y no se ha pagado de nuevo, no estará disponible en la línea de crédito.

Los créditos, por sí mismos, son instrumentos financieros diseñados para el corto plazo (las necesidades de liquidez que puedan surgir en el día a día).

Por este motivo, no son adecuados para pagar estudios que supongan un alto coste. Podrían ser aptos para los cursos online y programas formativos lowcost. Pero no son recomendables, ni por importe ni por el tiempo que llevaría su amortización, para pagar estudios universitarios, un Máster o formación profesional.

Sin embargo, sería adecuado su contratación para pagar estudios que supongan un solo curso escolar (o menor tiempo) y de un importe algo más elevado (sobre los 1.000 € o algo superior).

Ventajas de los créditos a plazos

  • Son productos financieros más flexibles, el usuario puede disponer del dinero que necesita y puede devolverlo en cuotas.
  • Puede tenerse una línea de crédito disponible para pagar los estudios y utilizar el saldo no dispuesto para materiales extra (libros, clases particulares de apoyo, equipamiento, etc.).

Inconvenientes de los créditos a plazos

  • No son productos financieros aptos para pagar unos estudios que supongan varios cursos, como carreras universitarias.
  • Los importes no suelen ser tan elevados como hacer frente a un Máster o una carrera completa.
  • Puede pagarse una comisión adicional por el dinero no dispuesto.

Subvenciones, becas y facilidades de pago

Para finalizar esta exposición sobre las fuentes financieras que tienes al alcance para pagar tus estudios, únicamente nos resta expresar que sería recomendable observar si existe algún tipo de beca o ayuda por parte del Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o Ministerio de Educación.

Este tipo de financiación suele ser más característica de la formación reglada, como las carreras universitarias, Másters o formación profesional. Quizá este tipo de estudios son los más restrictivos en términos económicos, puesto que su coste es mayor. Por este motivo (y por tratarse de acciones formativas en las que interviene el Ministerio de Educación), existen facilidades por parte de los organismos públicos.

Para los cursos no reglados u otro tipo de formación no oficial, es posible que el propio formador pueda ofrecerte alguna solución de pago. En este sentido, siempre es preciso comparar las condiciones que te ofrecen con las de cualquier otro producto financiero al que puedas tener acceso.

Siempre puede existir alguna solución financiera que te permita pagar tus estudios. No debería ser un obstáculo. Dependiendo de qué tipo de curso y su precio, puedes optar por la financiación rápida, un préstamo personal o utilizar tu tarjeta de crédito. En todo caso, comprueba antes las posibles facilidades que puedan ofrecerte.

Cursos Gratis en tu Email

¡Suscríbete! »

Valorar este curso con un 1 sobre 5Valorar este curso con un 2 sobre 5Valorar este curso con un 3 sobre 5Valorar este curso con un 4 sobre 5Valorar este curso con un 5 sobre 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
Valorar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

política de privacidad

El responsable de los datos que facilites es Activo Marketing Solutions SL, cuya única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Consulta nuestra política de privacidad para ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de datos en cualquier momento.